Caso Pablo Medina: Presunto homicida capturado en Brasil, hermano del exintendente de Ypejhú

Este viernes, en el Estado de Mato Grosso do Sul, Brasil, fue detenido Wilson Acosta Marques, prófugo de la justicia paraguaya, considerado por el Ministerio Público como supuesto autor material del Homicidio Doloso del periodista Pablo Medina y de su asistente, Antonia Almada. El procedimiento fue llevado a cabo por la 8va. Compañía Independiente de la Policía Militar de la localidad Campo Verde de Brasil, según reportó Interpol – Paraguay. El Ministerio Público solicitará la extradición del ciudadano paraguayo.

Ahora, tendrán su curso, las diligencias y trámites correspondientes entre las autoridades competentes a fin de que sea efectiva la extradición o expulsión del sindicado para que se someta ante la justicia paraguaya por el crimen que se le atribuye.

El suceso ocurrió el 16 de octubre del 2014 en un camino vecinal de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú. Wilson Acosta Marques había sido plenamente reconocido por la hermana de la fallecida Antonia Almada, una sobreviviente del hecho punible, quien también iba a bordo del vehículo que fue atacado.

El mismo estuvo prófugo en estado de rebeldía. Es hermano del exintendente de Ypejhú, Vilmar Acosta Marques, quien está recluido en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú condenado a 39 años de pena privativa de libertad (29 años de cárcel más 10 de medida de seguridad) por el hecho punible de Homicidio Doloso agravado en grado de instigador.

El exintendente Acosta Marques fue detenido el 4 de marzo de 2015 en Caarapó, ciudad del estado de Mato Grosso do Sul. Luego fue extraditado al Paraguay, el 16 de noviembre de 2016, mediante el trabajo coordinado de las autoridades paraguayas y brasileras.

Otro de los involucrados en el caso, es Flavio Acosta Rivero, (hijo de Wilson), recluido en un centro penitenciario del vecino país. Este aguarda la sustanciación de un juicio oral y público por el hecho mencionado.

Equipo Investigador

En ese tiempo, los agentes fiscales investigadores de la causa fueron la actual fiscal general del Estado, Sandra Quiñonez y el agente fiscal Lorenzo Lezcano. Durante la sustanciación y lectura de sentencia para Vilmar Acosta, representó al Ministerio Público, la Dra. Quiñonez y el agente fiscal Vicente Rodríguez. Durante el proceso de investigación, también estuvieron coadyuvando los fiscales Christian Roig y Néstor Cañete.

Para el equipo investigador, el exintendente del distrito de Canindeyú, ordenó e instigó a Wilson Acosta y a Flavio Acosta Riveros, a cometer el crimen.

La acusación fiscal, refirió que el encausado se molestó por las publicaciones periodísticas de Pablo Medina, en su carácter de corresponsal del diario ABC Color, en la zona de Canindeyú. Por lo tanto, mantuvo una enemistad y en constantes oportunidades amenazó de muerte al comunicador.

Las pericias técnicas, como el cruce de llamadas telefónicas, fueron claves para el esclarecimiento del caso. En ese contexto, se corroboró la existencia de comunicaciones telefónicas entre los ya citados, antes, durante y después de la comisión del hecho punible.