Ciudad del Este: condenan a secuestradores de productor brasileño

La fiscal antisecuestro de Alto Paraná, Zunilda Ocampos Marín, logró condenar a los secuestradores del productor brasileño Luis Carlos Tamiozzo de la localidad de Tava’i, departamento de Caazapá.

Los condenados fueron Reinaldo Noldín Cáceres, quien recibió 15 años de pena privativa de libertad; César Ramón Acosta, sentenciado a 13 años, y Luis Salvador Espínola, que recibió una sanción de 6 años de pena carcelaria. El Tribunal que emitió el fallo estuvo compuesto por los jueces Carlos López (presidente), Osvaldo Rivas y Eugenio Furler (miembros).

Según antecedentes, los delincuentes cometieron el plagio el 13 de junio de 2020 en un establecimiento rural ubicado en la compañía Oro Verde, distrito de Tava’i, departamento de Caazapá. En aquella oportunidad, a las 09:00 horas, ingresaron armados y encapuchados al inmueble ajeno y redujeron primeramente al capataz Eduardo Rey Molas, a quien maniataron y mantuvieron de rehén en un galpón.

Luego, a las 13:00 horas, llegó al lugar el señor Luis Carlos en su camioneta Mitsubishi L200, de color plata, con chapa Nº ABO 356 Py, trayendo ración para animales, además de dinero para pagar al empleado, siendo inmediatamente reducido. El mismo fue despojado de 900 dólares y 1.500.000 guaraníes. Los secuestradores esperaron la noche para sacar al brasileño del lugar y lo condujeron hasta el primer cautiverio, en un monte. Desde allí, se comunicaron a través del celular de la víctima con su hija Vanesa Tamiozzo, a quien exigieron 50 mil dólares por el rescate.

A partir del tercer día, los dos secuestradores que custodiaban a la víctima se sacaron sus capuchas. De esa manera, el afectado pudo ver los rostros de César Ramón, quien era el que salía en busca de provisiones, y Reinaldo Noldín, quien enviaba los mensajes a la familia y se encargaba de custodiarlo. Los otros integrantes de la banda apoyaban desde otros sectores.

Luego, iban cambiando sucesivamente de lugares de cautiverio y aumentaron a 100.000 dólares la exigencia de pago por la liberación de la víctima. Incluso, amenazaron con matar al hombre en caso de dar intervención a las autoridades. El 18 de julio de 2020, César Acosta salió en busca de víveres hasta la colonia Toranzo, siendo detenido por agentes policiales del Departamento Antisecuestro de la Policía Nacional. De su poder requisaron el celular de la víctima. 

Inmediatamente, los intervinientes incursionaron en el monte, pero Noldín tuvo tiempo de sacar del lugar al secuestrado. En el sitio quedaron abandonados ropas, armas de fuego, celulares, provisiones y documentos.

El 23 de julio, Reinaldo, al quedar sin recursos, salió hasta la vivienda de un conocido y pidió prestado un teléfono y alimentos. Esta situación fue aprovechada por Luis Carlos para escapar y cruzar un arroyo, hasta llegar a la casa de un poblador, pidiendo ayuda para ser auxiliado por las autoridades.

Noldín Cáceres se mantuvo prófugo de la Justicia hasta el 4 de diciembre de 2020, cuando fue capturado en la zona de Caazapá. Posteriormente, también fue detenido Luis Salvador Espínola, quien había participado para captar en su casa a la víctima y además actuó con apoyo logístico.  Mientras tanto, José Arturo Acosta Espínola permanece en rebeldía.